Seleccionar página

D. Juan Fernández Zabala

“El monitoreo de las poblaciones de microalgas nos permite comparar los resultados con otras regiones y saber en dónde tenemos que buscarlas”

El representante del Banco Español de Algas, Juan Fernández, explicó en el congreso Cambio global en la región macaronésica celebrado en Las Palmas de Gran Canaria, la metodología que emplea el equipo de trabajo del que forma parte para el seguimiento de las floraciones algales masivas en el ecosistema marino de los países participantes en el proyecto MIMAR.

En concreto, el método del muestreo para recoger las microalgas en el mar “puesto que el método tradicional ha consistido en los últimos años en recoger macroalgas como sustratos lo que, al tener morfologías diferentes, no nos permite hacer comparaciones entre diferentes localidades o en una misma localidad en diferentes tiempos”, relató. Por ello, prosiguió Fernández, “hemos adaptado a esta región una metodología nueva que consiste en sustratos artificiales, en los que los dinoflagelados bentónicos potencialmente nocivos las colonizan y nosotros las retiramos del medio marino para poder hacer un recuento de las abundancias celulares y una estimación posterior de estas para asociar el riesgo que existe en estas proliferaciones”.

 

Como ejemplo práctico, Fernández explicó que “con el experimento que hemos realizado en este tiempo hemos determinado los patrones de distribución vertical de estas especies para ver en qué profundidades deberíamos de buscarlas”.

En este sentido, subrayó, “lo que queremos conseguir es un plan de monitoreo o seguimiento de estas poblaciones que nos permita comparar los resultados con otras regiones y saber exactamente en dónde tenemos que buscar estas poblaciones”.

Asimismo, valoró positivamente este encuentro celebrado en la capital grancanaria con la presentación de resultados del proyecto MIMAR, “porque se trata de reunir a un grupo de gente que está trabajando desde enfoques diferentes en una misma problemática, como es el aumento de la temperatura y cambio global y cómo todo esto se está notando en el medio ambiente y en los ecosistemas de la región macaronésica”, concluyó Fernández.

Descarga