Seleccionar página

Dña. Jimena Bravo García

“La tropicalización de las especies en las aguas macaronésicas implica un mayor número de peces con ciguatoxinas”

“Hemos constatado que se está produciendo una tropicalización de las especies en las aguas macaronésicas y eso implica un mayor número de peces con ciguatoxinas”, aseveró Jimena Bravo, investigadora de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria en su ponencia Monitorización de la presencia de ciguatera en la Reserva Marina de La Restinga, en la isla de El Hierro.

Si bien, subrayó, “esto no quiere decir que no se pueda comer pescado, pero sí es conveniente comprarlo en los puntos autorizados de venta” como medida de prevención.

Al tiempo que defendió que “debe de haber un control de los peces para el consumo humano pues este es un problema emergente y, por desgracia, seguirá creciendo”.

Por ello, Bravo apeló a la necesidad de controlar las tallas de los peces que se están pescando e incluso “creemos que habría que acortar la pesca o prohibirla en el caso de algunas especies, porque si seguimos reduciendo el tamaño del pez que tiene que pasar el control, a la larga nos podríamos quedar sin peces”.

 

En este sentido, la investigadora reconoció que “hay veces en las que hay que tomar decisiones un poco drásticas, como han hecho en otros países, de prohibir ciertas capturas en determinadas épocas del año”.

Por último, este tipo de congresos “son una manera de acercar los conocimientos científicos a la población general, especialmente con el cambio climático, porque todavía hay gente que no cree que existe y está generando problemas”, destacó.

Y aunque no es un drama “es conveniente tomar las soluciones que estén en nuestra mano”, concluyó Jimena Bravo.

Descarga