Seleccionar página

Dr. Emilio Soler Onis

“Canarias es uno de los lugares del mundo con mayor diversidad de microalgas potencialmente nocivas”

El representante del Banco Español de Algas, Emilio Soler, expuso su ponencia Las islas Canarias como “hot spot” en diversidad de microalgas nocivas. Identificación y distribución de especies, en el marco del congreso Cambio global en la región macaronésica.

En su intervención explicó que “Canarias es uno de los archipiélagos del mundo mejor estudiados en muchos campos de la ciencia, como el geológico, la flora terrestre o la fauna marina”, pero lamentó, sin embargo, que “no es el caso de las microalgas marinas, en donde solo existe una serie de estudios aislados que se iniciaron en los años 90 y hasta principios de este siglo no se empezó a estudiar de una manera más profunda y continuada, coincidiendo con las Habs y casos de ciguatera”.

En este sentido y hablando de biodiversidad, prosiguió el investigador, “el proyecto MIMAR ha contribuido en estos tres últimos años a aumentar el listado de especies de microalgas marinas en un 33%”, con especial interés en aquellas especies capaces de producir toxinas y que afectan al ser humano en la salud, el medio ambiente, la pesca, la acuicultura, el ocio y el turismo. 

Asimismo, “el elevado número de especies de dinoflagelados identificados en Canarias de diferentes géneros, sugiere que el Archipiélago es uno de los lugares del mundo con mayor diversidad de microalgas potencialmente nocivas”, subrayó Soler, por lo que “hay que tener una especial atención sobre los efectos que pueden tener en la salud pública y en el medio ambiente”.

Otro objetivo del proyecto MIMAR, continuó explicando, “es el estudio y control de las especies introducidas en Canarias”, en este sentido, “hemos podido identificar un elevado número de especies con origen biogeográfico lejano y, en particular, de la zona indopacífica”.

Especies, concluyó Emilio Soler, “que han podido ser introducidas de forma accidental por el transporte agua de lastre y de ellas el 20% son potencialmente tóxicas”, hecho que acentúa la importancia de estudiar, controlar y seguir los cambios que se están produciendo en los ecosistemas de la región macaronésica.

Descarga