Dr. Vítor José Câmara Jorge

Para la ordenación del espacio marítimo necesitamos datos de las condiciones físicas, ambientales y actividades económicas en los océanos

Según Vítor Jorge, técnico superior de Direção Regional do Mar (DRM), “para la elaboración de planes de ordenamiento del espacio marítimo son necesarios datos relativos a las condiciones físicas y ambientales de los océanos, así como la distribución de los centros de actividades económicas y de los condicionantes existentes”. Así surgió la necesidad de responder a cuestiones como qué información existe y cuáles son sus características o dónde se pueden obtener esos datos; y, a través del proyecto PLASMAR, han podido identificar todos los datos existentes y los ya diferenciados del ámbito marítimo.

El análisis se llevó a cabo a nivel regional, nacional e internacional y en diversas plataformas. A su vez, “se establecieron contactos con diversas entidades gestoras de datos y comparamos las características oceanográficas, geográficas o de salinidad”, argumentó Jorge, quien también explicó que “en una segunda fase,

los esfuerzos se centraron en crear metadatos para todos aquellos datos identificados”. Con los que, subrayó el experto, “el público general y la comunidad científica podrá buscar, visualizar y descargar centenares de datos ya diferenciados de ámbito marítimo en nuestra infraestructura de datos espaciales”.

En opinión de Jorge, el repertorio de datos registrados en esta plataforma tiene espacio o margen para crecer “y ser una herramienta mejor”. Por lo que “en un futuro, conseguiríamos identificar determinados datos que no ha sido posible identificar ahora porque o bien eran inexistentes o porque las entidades que los tenían no consiguieron ponerlos a nuestra disposición a tiempo”. Tales como la distribución de los deportes náuticos, cabos submarinos, áreas militares, de patrimonio territorial subacuático o áreas de pesca deportiva, entre otros.

Según Vítor Jorge, técnico superior de Direção Regional do Mar (DRM), “para la elaboración de planes de ordenamiento del espacio marítimo son necesarios datos relativos a las condiciones físicas y ambientales de los océanos, así como la distribución de los centros de actividades económicas y de los condicionantes existentes”. Así surgió la necesidad de responder a cuestiones como qué información existe y cuáles son sus características o dónde se pueden obtener esos datos; y, a través del proyecto PLASMAR, han podido identificar todos los datos existentes y los ya diferenciados del ámbito marítimo.

El análisis se llevó a cabo a nivel regional, nacional e internacional y en diversas plataformas. A su vez, “se establecieron contactos con diversas entidades gestoras de datos y comparamos las características oceanográficas, geográficas o de salinidad”, argumentó Jorge, quien también explicó que “en una segunda fase, los esfuerzos se centraron en crear metadatos para todos aquellos datos identificados”. Con los que, subrayó el experto, “el público general y la comunidad científica podrá buscar, visualizar y descargar centenares de datos ya diferenciados de ámbito marítimo en nuestra infraestructura de datos espaciales”.

En opinión de Jorge, el repertorio de datos registrados en esta plataforma tiene espacio o margen para crecer “y ser una herramienta mejor”. Por lo que “en un futuro, conseguiríamos identificar determinados datos que no ha sido posible identificar ahora porque o bien eran inexistentes o porque las entidades que los tenían no consiguieron ponerlos a nuestra disposición a tiempo”. Tales como la distribución de los deportes náuticos, cabos submarinos, áreas militares, de patrimonio territorial subacuático o áreas de pesca deportiva, entre otros.